Es una cadena de músculos, piel, fascias, ligamentos, tendones, huesos y articulaciones que están situados en la parte posterior , y una de sus funciones es sujetar todo el cuerpo durante la marcha, ya que cuando andamos tenemos la tendencia a inclinarnos hacia delante.

Como tiene esa función tan importante estabilizadora, esta musculatura suele estar tensa y acortada, generando tensiones sobre todo en los isquiotibiales, glúteos, lumbares, paravertebrales, trapecios y romboides. 

Cuando tenemos los isquiotibiales acortados, una de las implicaciones es la basculación de la pelvis en retroversión, anulando la curvatura de las lumbares, siendo igual de negativo tener demasiada curvatura como la hiperlordosis como todo lo contrario que es la rectificación pélvica.

Los acortamientos de esta cadena también puede afectar a la tensión de la musculatura de la planta de los pies, produciendo una fascitis plantar, y para el acortamiento de los isquiotibiales y de la musculatura de la planta de los pies, una buena postura es Adho Mukha Svanasana.

Las posturas en flexión como Uttanasana, Janu Sirsasana, o Paschimottanasa nos van ayudar a estirar toda la cadena muscular posterior. Un aspecto que tenemos que tener en cuenta para realizar las flexiones son las patologías de los discos vertebrales, (que ya hablaremos en otra ocasión), con hernias discales dolorosas las flexiones como Paschimottanasana estás contraindicadas.

Las tensiones de toda la cadena posterior juntan las carillas articulares (que son articulaciones donde se apoyan las vértebras en la parte posterior) y las apófisis espinosas (que son parte de las vértebras que miran hacia atrás), pudiendo producir irritaciones articulares vertebrales posteriores.

Las escápulas tienen tendencia a estar juntas, por tensión de la musculatura del romboides, produciendo síndrome de romboides, que es un dolor como un cuchillo clavado en la media espalda, para ello podemos hacer Garudasana, que al llevar los brazos hacia delante abrimos las escápulas.

Uno de los órganos que se ven afectados por la tensión de la musculatura posterior son los riñones, y como las glándulas suprarrenales están situadas encima también se ven afectadas por compresión, y eso hace que tanto los riñones como las suprarrenales sean pocos esponjosas y no trabajen adecuadamente, y por ello una falta de limpieza de la sangre y un estrés acumulado en las suprarrenales.

La cadena muscular posterior acortada hace que el centro de gravedad esté desplazado hacia atrás y se le corresponda con personas con poca iniciativa, con poca fuerza para tirar hacia delante y un estado de alerta y de defensa, para ello las posturas hacia delante van a corregir tanto la estructura como los aspectos emocionales y psicológicos.

Joan Sendra

2020