Cuando empezamos con la formación de yoga, del tipo que sea, tenemos un aluvión de información sobre la construcción de las posturas, de los efectos, de las contraindicaciones, del nombre en sánscrito, en definitiva que se hace complejo y para ello desde mi punto de vista es más fácil dividirlas en tipos o en categorías ya que muchas de ellas comparten beneficios y contraindicaciones.

Cada tipo de asana tiene unos efectos sobre la estructura, sobre los órganos, sobre las glándulas, etc. y para que no sea un camino muy complejo, podemos catalogarlas en 6 tipos. 

La idea de trabajar con tipos o grupos de asanas parecidas es mucho más fácil, tener un mapa o una biblioteca mental a la hora de buscar o recomendar asanas. Por ejemplo si eres profesora o profesor de yoga si un alumno te pregunta que asana le va bien para su columna, rápidamente puedes entender que puede necesitar asanas en flexión y dentro de la categoria de los efectos de la flexión tienes ordenado en tu cabeza las diferentes posturas con sus variantes. de esta manera es muy rápido y acertado aconsejar por los efectos de los tipos de asanas, más que memorizar los efectos y las contraindicaciones de cada postura.

hoy hablaremos de las posturas en flexión.

Como definición para poder entendernos, son aquellas posturas que acercan la cabeza o el pecho hacia las rodillas, es decir, que acercan el cuerpo por la parte delantera, ya pueden ser posturas de pie o sentadas.

Este tipo de asanas a nivel estructural en que afecta?

Como el cuerpo lo llevamos hacia delante, 

  • abre las vértebras desde las lumbares hasta las cervicales, 
  • corrige las hiperlordosis tanto lumbares como cervicales, 
  • conseguimos abrir la articulación sacroilíaca posterior
  • abre las escápulas.

Contraindicaciones estructurales.

  • Si hay hernias discales dolorosas, por ejemplo en las lumbares, las flexiones tienden a comprimir más los discos vertebrales y podremos aumentar el problema.
  • Aumenta las hipercifosis

A nivel muscular

Las posturas en flexión tienen la característica que suelen estirar la cadena muscular posterior

  • Estira soleos, gemelos, isquiotibiales, glúteos, cuadrado lumbar, paravertebrales, oblicuos, serratos, trapecio, romboides… por lo tanto son posturas para ayudar a elongar la estructura.
  • También tonifican ciertos grupos musculares para ser complementarios en la construcción de las flexiones por otro lado suelen ser antagónicos.

Contraindicaciones

Es muy usual que un exceso de estiramiento pueda romper las fibras alargadas, por ejemplo es muy común provocar lesiones en los isquiotibiales cuando practicamos Paschimottanasana, por rotura a nivel fibrilar.

A nivel orgánico

Para expulsar los tóxicos almacenados en los órganos la compresión en flexión ayuda al vaciado orgánico, y este tipo de asanas comprimen el hígado, la vesícula biliar, el estómago, el páncreas, el intestino delgado, el intestino grueso, el corazón y los pulmones.

Pero en cambio hay otros órganos que son expandidos y facilitan la entrada de sangre nueva como por ejemplo los riñones.

Des esta manera sabemos que este tipo de asanas comprimen unos órganos y descomprimen otros.

Contraindicaciones orgánicas

Las compresiones son positivas siempre y cuando no exista una inflamación patológica grave. Pero en cambio sin las inflamaciones son ligeras, ayudan al drenaje orgánico.

A nivel glandular

Igual que en los órganos, la glándulas si son comprimidas vaciamos de hormonas y tóxicos acumulados y las glándulas que suelen comprimirse son las tiroides, el timo, el hígado (órgano-glándula), el páncreas (órgano-glándula), bazo y gónadas.

Pero en cambio estira y abre las paratiroides y las suprarrenales.

Contraindicaciones glandulares

No se recomienda cuando hay patologías inflamatorias graves como por ejemplo un cáncer en la glándula afectada.

A nivel mental 

Las asanas en flexión suelo hacer una activación de las glándulas superiores y sobre el sistema nervioso, facilitando la calma cerebral.

Algunas asanas en flexión

Kapottanassana, Uttanasana, Paschimottanasana, Janu Sirsasana, upavista konasana…

Joan Sendra © 2020