Características el Muladhara Cakra (1er chakra)

Chakra Muladhara, también denominado chakra radical, chakra basal o centro coxal.

El primer chakra se encuentra entre el ano y los genitales. Está unido con el hueso coxal y se abre hacia abajo.

El primer chakra y sus correspondencias

  • Color: Un primer chakra activo luce con color rojo fuego.
  • Elemento correspondiente: Tierra.
  • Función sensorial: Olfato.
  • Símbolo: Loto de cuatro pétalos.
  • Principio básico: Voluntad corporal para el ser (como polo opuesto a la voluntad espiritual

de ser en el séptimo chakra).

Correspondencias corporales: Todo lo sólido, como columna vertebral, huesos, dientes y uñas; ano, recto, intestino grueso, próstata, sangre y estructura celular.

Glándulas correspondientes: Glándulas suprarrenales

Las glándulas suprarrenales producen adrenalina y noradrenalina, que tienen la misión de adaptar la circulación sanguínea a las necesidades concretas regulando la distribución sanguínea. De esta forma el cuerpo está preparado para la acción y puede reaccionar de inmediato a las exigencias planteadas. Además, las glándulas suprarrenales tienen una influencia predominante sobre el equilibrio térmico del cuerpo.

Misión y funcionamiento del primer chakra

El chakra radical nos une con el mundo físico. Las necesidades fundamentales de la vida y la supervivencia, tanto individuales como globales.

Así el chakra radical está asignado al elemento tierra, su color es el rojo de la energía y la actividad, del núcleo más íntimo de nuestro planeta. Nos da la seguridad terráquea y él «suelo seguro» bajo los pies, sobre el que podemos construir nuestra vida, y simultáneamente nos provee de la energía necesaria para la actividad creadora en el mundo. Además, nos proporciona la fuerza para imponernos y la constancia o perseverancia.

La construcción de una existencia, el aseguramiento material y la «conservación de la propia especie» mediante la fundación de una familia también entran dentro del ámbito de acción del primer chakra, al igual que la sexualidad como función corporal y como medio para la procreación.

El chakra radical forma el fundamento más importante de la vida y la fuente de la energía vital para los chakras superiores. Aquí estamos unidos con la reserva de energía inagotable de la energía Kundalini. En él arrancan también los tres canales principales, Sushumna, Ida y Pingala. A semejanza de nuestro corazón en el cuerpo físico, el chakra basal es el punto central de nuestro sistema de circulación de la energía no material. Además, es donde se asienta el subconsciente colectivo, a cuyo conocimiento memorizado tenemos acceso aquí. Debería estar compensado con el séptimo chakra, para mantener el equilibrio interior del hombre.

El primer chakra es el centro de esta energía básica o Ancestral, que proporciona vitalidad a los demás centros y circula por los meridianos de la línea media del cuerpo. Controla energéticamente toda la columna vertebral, el sistema óseo y los riñones.

El estrés crónico y sostenido puede conducir a un agota miento de la reserva energética de este primer centro, y una in suficiencia, mas o menos importante, de las glándulas suprarrenales, que se manifiesta como cansancio y falta de vitalidad. Por tanto, disfunciones de este centro se manifestarán como disminución de la energía vital sin justificación psicológica, falta de ganas de vivir o de voluntad de vivir. Intervenciones quirúrgicas que afecten esta zona, sobre todo cicatrices en el bajo vientre, pueden suponer también una herida en el campo energético, pudiendo en ocasiones causar fuga de la energía.

ÁSANAS PARA EL PRIMER CHAKRA

  • Tadasana: Todas las posturas en bipedestación, por el efecto de la gravedad de los órganos sobre el suelo pélvico condicionan este primer chacra.
  • Utthita Trikonasana: El triángulo es una de las estructuras geométricas más resistentes y estables y la conjunción de las energías de un triángulo equilátero inferior y en triángulo Isósceles superior condiciona los chakras.
  • Janu Sirsasana: La presión de la energía superior del cuerpo se desvía hacia la pierna doblada, desviando esta energía acumulada en el 1er chakra.
  • Malasana: Casi todas las ásanas con apertura de extremidades ayudan a difuminar la energía.
  • Upavista konasana: En este caso como no tenemos tanto el efecto de la gravedad, el triangulo que se produce en las extremidades inferiores es de difuminar la energía.
  • Virabhadrasana II: AL levantar los brazos estamos llevando la energía del triángulo hacia el suelo pélvico.