El hígado es un órgano que tiene multitud de funciones y las que destacan son las digestivas y la filtración de la sangre. Al filtrar, el hígado retiene los tóxicos que viajan en sangre y de 1 a 3 de la madrugada, el hígado aprovecha la baja actividad corporal para “autolimpiarse”, esa autolimpieza va a expulsar los tóxicos por dos vias: por la urea, es decir que los riñones van a filtrar esa urea (sobrecargando los riñones y almacenando las piedras que navegan en la urea) y la otra es mediante la expulsión de otros tóxicos por la bilis. La bilis se almacena en la vesícula biliar, si la bilis está muy cargada de tóxicos y pequeñas piedras, poco a poco la vesícula irá almacenando estas pequeñas piedras y poco a poco serán más grandes obturando el conducto de expulsión de la bilis. Ásanas para limpiar el Hígado: Utthita Parsvokanasana y para los Riñones Ustrasana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *